Comunicándonos

#BuenaSemana N°153

Don Bosco es considerado el santo de los jóvenes. Hoy somos muchos los que además de amar a Dios y a los jóvenes vivimos pensando en que es lo mejor para ellos.
No se necesita tanto para acompañar a los jóvenes, cuando alguien preguntó a Don Bosco como educar a los chicos del colegio al que pertenecía él dijo simplemente amándolos.
Hay muchas formas de amar a los chicos y chicas de hoy pero hay algunas cosas que todos los adultos seamos padres, maestros, consagrados deberíamos tener: una mirada atenta, no dejar que se nos escape lo importante por estar detrás de las que no lo es, una escucha paciente, acogedora, que invita a la apertura del corazón, y por
último la entrega de lo mejor que son los valores esenciales para su vida donados más con el ejemplo que con la palabra.

Don Bosco amaba a los jóvenes y creo que nosotros también.
Que tengan una buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora