(1898-1976)

“Madre mía, nunca te he desagradado en vida. Ayúdame Tú, ahora”

Inicio de proceso 12-12-1997
Conclusión de proceso 20-06-2005

Francesco Convertini nació en el territorio de Marinelli (Brindisi, Italia) el 29 de agosto de 1898. 
Durante la Primera Guerra Mundial fue llamado a las filas. Herido en batalla, fue hecho prisionero y conducido a Hungría. De vuelta a la patria, ingresa a la congregación salesiana. Es enviado como misionero a la India.
Su conocimiento de la lengua bengalí fue siempre muy deficiente. Con todo, nadie como él en Krishnagar (India) tenía tantos amigos, tantos hijos espirituales, ricos y pobres. Era el único misionero que se podía permitir entrar en una casa hindú y penetrar más allá de la entrada. 
Se le veía continuamente ir de pueblo en pueblo, a caballo o en bicicleta, si bien prefería echarse a la espalda la mochila e ir a pie, ya que de este modo tenía la oportunidad de encontrarse con más gente y hablarles de Jesús. 
Ya en vida gozaba de fama de santidad, no tan sólo por su heroica entrega a las almas sino también por los hechos misteriosos que de él se contaban. 
Murió el 11 de febrero de 1976 diciendo: “Madre mía, nunca te he desagradado en vida. Ayúdame Tú, ahora”. 
Su cuerpo reposa en el jardín al lado de la catedral de Krishnagar