Comunicándonos

Misión patagónica 2020

La misión ha sido desde los orígenes una forma de vida de los salesianos. Sin importar si es cerca o lejos, llevar la palabra de Jesús resulta siempre una experiencia transformadora. Así lo reflejan los testimonios de algunas de los 11 jóvenes y las dos FMA presentes en la misión llevada a cabo del 15 al 20 de enero del 2020 en Río Grande.

La Hna. Lucila De la Cueva destacó que “fue mucha la entrega, pero fue mayor lo que recibimos de cada casa”, en sintonía con Julieta (Morón) que valoró: “al dar uno lo mejor de sí, recibe el doble”. Según Florencia (La Boca) durante la misión “lo cotidiano fue un hecho extraordinario” que a Belén (Almagro) y, seguramente muchos más de los que participaron, le conmovió el corazón.
También varias de las misioneras resaltaron en sus dichos la experiencia de encuentro con Jesús. Micaela (San Justo) sintió alegría en el encuentro con un Dios cercano, Sofía (Ciudad Evita) lo reconoció en las historias de vida de aquellos con los que compartió y la Hna. Mónica Cuomo quedó impactada por “el paso de Jesús”.
Sin dudas fue una misión con “rostro salesiano” como la definió Melina (aspirante, Almagro) que invita a todos los que participaron a vivir de un modo distinto.

A continuación les compartimos los testimonios completos de quienes compartieron la vida durante esos días.

Testimonios misioneros: Lo cotidiano hecho extraordinario

Testimonios misioneros: con un oído en el pueblo y otro en el evangelio