Comunicándonos

#BuenaSemana N°94

Un ratón tomó las riendas de un camello y le dijo que se pusiera en marcha. El camello de naturaleza dócil empezó a caminar. El ratón entonces se llenó de orgullo. Llegaron de pronto ante un arroyo y el ratón se detuvo. “Camina tú que eres mi guía”, le dijo el camello.
El ratón respondió: “me parece profundo”. El camello le dijo: “voy a probar. Uy dice me llega apenas a la joroba”. “Si, pero lo que para vos es una hormiga para mi es un dragón”, dijo el ratón. “Debe cubrir mi cabeza cientos de metros el agua”. “Entonces deja de ser orgulloso y creerte un guía”.
En el camino de nuestra vida una de las cosas más difíciles es ser humildes y dejar de querer mandar a todos y creernos superiores a todos.
Al ir finalizando el año podemos hacer este ejercicio. ¿De qué tengo que soltar las riendas? ¿De que tengo que dejar de creerme superior? Difícil pero ayuda mucho bajarse del caballo de nuestro orgullo.
Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora