Comunicándonos

#BuenaSemana N°73

Wilm Hosenfeld, soldado alemán, encuentra en una casa destruida y casi inhabitada a un judío vivo de Varsovia durante la guerra. El soldado le pregunta por su profesión y él le dice que es pianista, el soldado le pide que toque el piano y queda maravillado al escuchar Nocturne en Do sostenido menor de Chopin. Hosenfeld le ayuda a mejorar
su escondite, instala en la misma casa su base, y le provee de comida a su amigo durante un mes, dándole además el periódico de las noticias que anunciaba la pronta caída de Alemania. Lo más impresionante de esta historia es que es real y quedó registrada en la película “El pianista”.
Los amigos son importantes en la vida de uno, este día, es para detenerse, agradecer a Dios por ellos y decirles sin vergüenza lo importante que son en nuestras vidas. Como dice el Libro del Eclesiástico, se conocen muchas veces en las pruebas, y son un tesoro.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora