Comunicándonos

#BuenaSemana N°64

Un sabio se paró ante un público y contó un chiste y todos se rieron. Al cabo de un rato contó el mismo chiste y casi nadie se rió. Contó el chiste una y otra vez hasta que nadie se reía… Y dijo: “Si no pueden reírse varias veces de una sola cosa, ¿Por qué llorar por lo mismo una y otra vez?

Qué bien nos hace llorar a veces de risa. Qué bien nos hace a veces llorar de dolor. Y que mal suele hacernos cuando vivimos riéndonos de todo con superficialidad, o cuando nos quedamos anclados en un triste llanto sin levantar la vista y ver que en la vida tenemos muchas cosas y personas por las cuales vale la pena seguir viviendo.
Ojalá podamos en esta semana reír con ganas y no dar demasiadas vueltas a cosas que no son importantes.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora