Comunicándonos

#BuenaSemana N°51

Una de las virtudes que nos hacen más creíbles ante los demás es la coherencia. Es tal vez de las pocas por las cuales los demás ponen las manos en el fuego por una persona.

“Si quieres entender a una persona no escuches sus palabras, observa su comportamiento”, decía Albert Einstein.
“Sin duda yo sería cristiano, si los cristianos lo fueran las veinticuatro horas del día”, dijo una vez Gandhi.

Es realmente difícil que haya una línea recta entre lo que creemos, lo que queremos vivir, lo que pensamos, lo que hacemos. Y más difícil aun si consideramos que lo que dicen los demás de vos es la verdad de lo que somos. No somos ni tan incoherentes, ni tan santos: somos seres humanos que van en camino.
Al volver a nuestras actividades sería muy bueno seguir intentando cada día querer vivir de acuerdo a nuestras convicciones más profundas, remar contra la corriente, con paz y confiar en que en nuestra barca, en nuestra oficina, en nuestra clase, en nuestras casas Dios sigue guiando nuestras vidas.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora