Comunicándonos

#BuenaSemana N°24

“El secreto de la existencia humana no sólo está en vivir, sino también en saber para qué se vive” (Dostoyevski).

Los jóvenes buscan un sentido a su vida, saber para que viven. Hay que ayudarlos a encontrar caminos.

Una vez el capitán del barco que miraba, a lo lejos, luces en la noche. Y ordenó a su guardavía a enviar el siguiente mensaje: “Altere su rumbo diez grados hacia el sur”.
Enseguida, fue recibida la réplica: “Altere el suyo diez grados hacia el norte”.
Enojado respondió “Yo soy el capitán. Altere su rumbo diez grados hacia el sur”.
Enseguida, vino la respuesta: “Yo soy el marinero tercera clase Martínez. Altere su
rumbo diez grados hacia el norte”.
Pensando infundir temor, el capitán respondió: “Estoy al mando de un buque de guerra”, a lo cual se le contestó: “Y yo estoy al mando de un faro”.

La luz del faro es Dios para nosotros y nuestros jóvenes. Ayudemos a los chicos a encontrarse con Jesús: el mejor faro.
Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora