Comunicándonos

#BuenaSemana N°21

Los cristianos creemos en un Dios que está vivo, tratamos de vivir esto y testimoniarlo a los demás. Los religiosos también creemos y en diferentes lugares y situaciones llevamos a este Dios a las personas e intentamos vivir para Él sirviendo a los demás. Hay modos y modos.
En un hospital una hermana había curado con infinita ternura a un paciente totalmente incrédulo. Nunca le pudo hablar de Dios ni de Jesucristo. Cuando le dieron de alta, este hombre le dijo a la religiosa: “Hermana, usted no me habló de Dios, pero hizo mucho más: me lo hizo ver”.
Sabemos que más que predicadores el mundo de hoy necesita testigos. De nada sirven las palabras que no sean una explicación de los hechos concretos, del testimonio de vida que las precede. Te invito en esta semana a hablar de Dios más con los hechos más que con las palabras.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora