Comunicándonos

#BuenaSemana N°106

La Cuaresma está también asociada al perdón. Nos cuesta mucho perdonar cuando nos hacen mal. Y sentimos que realmente nos muerden los talones y parece que fuera a propósito. Generalmente sentimos dentro un deseo de venganza sobre todo cuando hay mensajes públicos a veces indirectas ambiguas en las redes.

Un ejemplo claro de lo bueno que es perdonar lo podemos encontrar en la película Los Miserables, basada en una novela de Víctor Hugo. En las vicisitudes de su vida Jean Valjean va acumulando razones para amargarse con el mundo y ser un resentido, sin embargo, va poco a poco sanando sus heridas por medio del perdón y el amor a los demás. El perdón es más fácil si nos abrimos a la gracia de Dios, pero sin dudas requiere también de una opción personal que muchas veces no estamos dispuestos a hacer, quizás cegados por el orgullo.

Les deseo que en este tiempo hagamos el ejercicio de perdonar y de evitar ofender a los otros. Nos ayuda a vivir en paz.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora