Comunicándonos

#BuenaSemana N°70

Pedro fue miedoso y arrojado a la vez y Pablo un extremista y un apóstol incansable. Dos seres humanos cuyas vidas fueron distintas, pero los unió la gran pasión por seguir las huellas de Jesús.

Hoy tenemos otro Pedro que guía a la Iglesia que es Francisco. Un argentino, porteño, cuervo y vivió en Almagro. Un jesuita que tomaba el subte y frecuentemente visitaba a la Auxiliadora en su Basílica. Un ser humano como cada uno de nosotros.
Hoy tenemos a alguien que en nombre de Jesús guía a la Iglesia. Esta es una de las cosas más hermosas que tiene nuestra religión. Gobernada por hombres, fundada por Dios y guiada detrás de los hombres por el mismo Jesús.
San Pedro, San Pablo, Francisco. Recemos por la Iglesia y por el Papa siempre.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

Comunicándonos

#BuenaSemana N°69

Una pareja de granjeros descubrió un día que en uno de los nidos en los que criaban gallinas había un huevo de oro macizo. La pareja fue observando que el ave producía tal prodigio día tras día, obteniendo cada día un huevo de oro.
Pensando sospecharon que esta gallina poseía oro en su interior. Para comprobarlo y obtener todo el oro de una vez, mataron a la gallina y la abrieron, descubriendo para su sorpresa que por dentro la prodigiosa ave era igual a las demás. Y también se dieron cuenta que, en su ambición, habían acabado con aquello que les había estado
enriqueciendo.
Esta fábula, contada por muchos nos enseña la importancia de dejar de lado la codicia, ya que nos puede conducir a perder lo que tenemos. La codicia no es solo dinero, a veces son personas y diferentes objetos.
Ojalá seamos personas que viven felices con lo que son y tienen.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

 

Comunicándonos

#BuenaSemana N°68

¿Por qué cuando dos personas se enojan gritan? Porque perdemos la calma fue la respuesta.
¿Pero si estamos uno al lado del otro? ¿Para qué gritar?
Cuando dos personas están enojadas sus corazones se alejan mucho y para cubrir la distancia hay que gritar, cuanto más enojados más distancia y más fuerte los gritos.
En cambio cuando dos personas se enamoran, hablan suavecito, cuanto más se aman susurran, y por último cuando hay mucho amor son capaces de solo mirarse y entenderse. La distancia es muy pequeña.
El Corazón de Jesús cuya fiesta celebraremos en estos días sólo necesita nuestros susurros y miradas. Los invito en estos días a hablarle suavecito a Jesús y dejar que Él nos siga mirando y escuchando con todo su amor. En su corazón pueden tener lugar todas nuestras alegrías, tristezas y problemas. Basta que lo miremos y Jesús nos entiende.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández

Comunicándonos

#BuenaSemana N°67

En un pueblito de campo como tantas veces sucede no llovía, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes. Los animales comenzaban a buscar desesperadamente pasto y agua y a enflaquecerse. Como la mayoría eran creyentes en un momento fueron a ver al cura párroco y le dijeron:
-Padre si Dios es tan poderoso, pidámosle la lluvia necesaria para revertir la angustiante situación.
-Está bien, le pediremos al Señor, pero deberá haber una condición indispensable: hay que pedírselo con Fe, con mucha fe, contestó el sacerdote.
-Así lo haremos y vendremos a misa todos los días.
Pasaron días y semanas en que todos hacían lo prometido y la esperada lluvia no llegó. Fueron entonces a reclamarle al párroco ya que no había respuesta.
¿Lo pidieron con Fe verdadera les preguntó? -Si, por supuesto respondieron al unísono-.
Si dicen que lo hicieron con fe verdadera ¿Por qué durante todos estos días ni uno sólo de ustedes ha traído el paraguas?
Una buena pregunta que podemos hacernos todos ¿Cómo es mi Fe en el Señor?

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

Comunicándonos

#BuenaSemana N°66

Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu Africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas. Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron juntos a disfrutar del
premio. Cuando él les preguntó por qué habían corrido así, si uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: «Ubuntu», ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes? Ubuntu, en la cultura de una tribu sudafricana significa: Yo soy porque nosotros somos.

Después de esta pandemia ojalá no olvides que sos, podés decir soy porque todos somos. Nadie se salva solo. Es una de las enseñanzas no a recordar sino a continuar viviendo toda la vida.
Que tengan buena semana.

 

Comunicándonos

#BuenaSemana N°65

En estos días recordamos acontecimientos históricos importantes para nuestra patria. Sabemos que la construcción de la misma la hacemos todos.
Un político indio ya fallecido dijo una vez: “Tengo la costumbre de analizar mis motivos en todo lo que hago, a la manera en que un científico analiza una sustancia química, para averiguar qué es lo que hay detrás de mi conducta aparente y sacar a la luz los motivos reales de mis acciones. La gente a veces se cree que yo hago algo por el ideal de servir al pueblo o al país y la realidad puede ser bien distinta”.
Nos hace mucho bien preguntarnos en lo pequeño por qué hace uno las cosas, nos ayudaría a ser más sinceros, más honestos, mejores ciudadanos. Las intenciones más profundas las conoce cada uno. Lo que somos en lo pequeño de nuestro hogar, en nuestro trabajo en cuanto a modos, actitudes e intenciones es lo que seríamos si ocupáramos un cargo importante público sólo que estaría más a la vista de muchos y tendría otras consecuencias.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

Comunicándonos

#BuenaSemana N°64

Un sabio se paró ante un público y contó un chiste y todos se rieron. Al cabo de un rato contó el mismo chiste y casi nadie se rió. Contó el chiste una y otra vez hasta que nadie se reía… Y dijo: “Si no pueden reírse varias veces de una sola cosa, ¿Por qué llorar por lo mismo una y otra vez?

Qué bien nos hace llorar a veces de risa. Qué bien nos hace a veces llorar de dolor. Y que mal suele hacernos cuando vivimos riéndonos de todo con superficialidad, o cuando nos quedamos anclados en un triste llanto sin levantar la vista y ver que en la vida tenemos muchas cosas y personas por las cuales vale la pena seguir viviendo.
Ojalá podamos en esta semana reír con ganas y no dar demasiadas vueltas a cosas que no son importantes.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

Comunicándonos

#BuenaSemana N°63

¿Sabes rezar el rosario? No es difícil, empezar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Una Salve, cinco misterios, gozosos, dolorosos, luminosos, gloriosos de acuerdo al día de la semana. Cada uno con un padrenuestro, 10 Avemarías y un Gloria. Mientras desgranamos los Avemarías pensamos en alguno de los misterios de la vida del Señor y de la Virgen.

Los invito en este mes a todos los que quieran sumarse a rezar el rosario. Nos ayuda a nosotros a conectarnos con Dios, a agradecer por tantas cosas que tenemos y a pedirle a Dios por intermedio de su Madre las cosas que creemos nos harían bien a nosotros y a nuestros seres queridos. Nadie mejor que la Virgen para llevarle nuestras intenciones a Jesús.
Cuando uno se hace el hábito de rezarlo, no puede faltar este momento del día junto a María para pensar en Jesús y en Ella.
Que tengan buena semana.

Comunicándonos

#BuenaSemana N°62

Debido a la gran persecución de ratones por parte de un gran gato, estos decidieron agruparse en un consejo. Una rata  propuso atarle un cascabel a un gato para oírle cuando viniera. Todos estuvieron de acuerdo en la idea, ¿pero quién sería el encargado de ponérselo? Uno a uno se disculparon diciendo que no podían hacerlo. Opinar es fácil, lo difícil es actuar.

Y en la vida de muchas cosas tenemos que responsabilizarnos. Es fácil hablar, decir lo que hay que hacer, cómo hacerlo, o criticar después de acontecidos los hechos. Mirar, ver que hay que hacer, buscar soluciones, actuar y hacerse cargo en primera persona sea tal vez la mejor opción. Ojalá cada vez más hablemos cuando conocemos,
aportemos, nos alejemos del mundo de la opinología y aprendamos a colaborar con humildad.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora