#BuenaSemana N°112

Había una vez dos chicos que patinaban en una laguna congelada, era una tarde nublada y fría, pero ellos jugaban sin preocupación.
De pronto el hielo se reventó y uno de los chiquitos cayó al agua, mientras el otro mirándolo y viendo que se ahogaba tomó una piedra y, con todas sus fuerzas, comenzó a golpearlo y así salvar a su amigo.
Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido se preguntaron:
-¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que lo haya quebrado con esa piedra y con esas manos tan pequeñas.
En ese instante apareció un anciano y dijo:
– Yo sí sé cómo lo hizo. No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Si creemos que el otro puede, será el mejor aliciente para que al menos lo intente. Te invito en estos días a ser motivo de aliento a los demás y no lo que comunmente decimos tiene toda la mala onda que tira abajo hasta las mejores intenciones.
Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

 

#BuenaSemana N°111

Un psicólogo, en una sesión grupal, levantó un vaso de agua y preguntó: “¿Cuánto pesa este vaso?” Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. El psicólogo respondió: “El peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, es siempre el mismo. Pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, y más difícil de soportar se vuelve.”
Y continuó: “Las preocupaciones, los pensamientos negativos, los rencores, el resentimiento, son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas en ellos todo el día, empiezan a doler. Y si piensas en
ellos toda la semana, acabarás sintiéndote paralizado, e incapaz de hacer nada.”

¡Acordate de soltar el vaso! Esto vale para nosotros también.

Que tengan buena semana.

Hna María Elena Fernández.
Inspectora

Fiesta de la Gratitud Mundial

Les compartimos la invitación a la jornada que celebrará el 25 de abril, en Roma, bajo el lema En red, por una cultura de la vida: ESP-Lettera-Vicaria-Generale-Festa del Grazie Mondiale 2021

“Estar en red, hoy, no es sólo una exigencia que brota de la identidad carismática, sino uno de los recursos más valiosos para valorizar nuestras mejores energías creativas y colaborativas para dar respuestas a la “catástrofe educativa” originada por la pandemia y por las problemáticas sociales, políticas, económicas”.

A su vez, la carta hace foco en el logo diseñado especialmente para la ocasión que recupera algunos símbolos claves para el Instituto: el mundo, el trabajo en red, las manos, el sol y el florecer de la vida.

Por último invita a crear una red digital de gratitud y esperanza con los hashtags #GrazieMadreper #educareallaculturadellavita

 

Discurso de Sor Madre Yvonne

Unidos en este clima de alegría y esperanza, les compartimos las palabras de nuestra querida Madre General del Instituto Hijas de María Auxiliadora, Sor Yvonne Reungoat , siempre atenta acompañando con firmeza este importante proceso de resignificación 🙏💫

¡GRACIAS MADRE SOR YVONNE! 🤍

Imágenes tomadas del Boletín Salesiano

#BuenaSemana N°110

Martin Luther King, reconocido pastor estadounidense de la iglesia bautista, desarrolló una labor crucial en los Estados Unidos al frente del movimiento por los derechos civiles de los afro estadounidenses.

Por esta actividad a través de medios no violentos fue condecorado Premio Nobel de la Paz en 1964, a los 35 años. En la marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad, en agosto de 1963, pronunció su famoso discurso “I have a dream”, yo tengo un sueño, hermoso para escuchar y ver.

Fue considerado uno de los mayores líderes en la moderna historia de la no violencia. Realmente los grandes sueños son magníficos cuando la lucha se logra a través de medios no violentos.
Te invito a luchar por tus grandes sueños. Proclama con tu vida pacífica: yo tengo sueños de libertad donde los hombres somos iguales y hermanos en nuestras diferencias.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

#BuenaSemana N°109

Comenzamos la Semana Santa, la última semana de Cristo en la Tierra. El Domingo de Ramos celebramos la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas.

El Jueves Santo recordamos la última cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies como ejemplo de su servicialidad. Es la primera misa: se quedó con nosotros en el pan, en el vino, su cuerpo y su sangre. Instituyó la eucaristía y el sacerdocio.

El Viernes Santo recordamos la pasión de nuestro Señor, su prisión, la flagelación, la coronación de espinas, la crucifixión y la muerte.

El Sábado Santo se recuerda lo que pasó entre la muerte y la resurrección y el Domingo de Pascua es el día más importante ya que Jesús venció la muerte y nos dio la vida. Y si Él resucitó también nosotros podemos tener la vida eterna, no termina todo con la muerte.

Los invito en estos días a acompañar a Jesús.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

 

#BuenaSemana N°108

En este tiempo es importante hacer una buena confesión para preparase a la Pascua. Confesarse con un sacerdote es un modo de poner mi vida en las manos y en el corazón de otro, que en ese momento actúa en nombre y por cuenta de Jesús. Es una manera de ser concretos y auténticos: estar frente a la realidad mirando a otra persona y no a uno mismo reflejado en un espejo.
Es cierto que puedo hablar con el Señor, pedirle enseguida perdón a Él, implorárselo. Y el Señor perdona, enseguida. Pero es importante, que me ponga a mí mismo frente a un sacerdote que representa a Jesús, y en nombre de la Iglesia recibir el perdón. El papa Francisco dice: ¿Qué consejos le daría a un penitente para hacer una buena confesión? Que piense en la verdad de su vida frente a Dios, qué siente, qué piensa. Que sepa mirarse con sinceridad a sí mismo y a su pecado. Y que se sienta pecador, que se deje sorprender, asombrar por Dios.
Aun cuando nos confesemos muchas veces cada una produce en el corazón una alegría inmensa.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora