#BuenaSemana N°57

Solemos mirar la cruz en este tiempo. Y al pensar en la nuestra a veces la sentimos pesada. Un hombre un día le dijo a Jesús:
-“Señor: ya estoy cansado de llevar la misma cruz en mi hombro, es muy pesada y muy grande para mi estatura”.
Jesús amablemente le respondió:
– “Si crees que es mucho para ti, entra en ese cuarto y elige la cruz que más se adapte a ti”.
Seguir leyendo “#BuenaSemana N°57”

#BuenaSemana N°56

¿Qué hacemos cuando nos piden favores?

¿Qué hacemos cuando nos piden algo grande y no lo esperábamos? Diferentes reacciones, actitudes, preguntas y pensamientos. Nos cuestan generalmente los imprevistos, lo no esperado más si lo consideramos complicado.
¿Qué hacemos cuando ante los imprevistos Dios nos habla adentro y en el fondo conocemos que tenemos que decir y hacer?
En pocos días celebraremos en medio de la cuaresma la fiesta de la anunciación a la Virgen. Fue totalmente inesperado para ella, que le anuncien y le digan que va a ser la Madre del Hijo de Dios, y dijo Si pleno e incondicional
a Dios.
Los invito en estos días a leer el texto Lc 1, 26-38 y decirle si a Dios en las pequeñas cosas de este tiempo.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

COVID-19: recemos a la Virgen de “los tiempos difíciles”

La Madre General envió una carta a todo el Instituto invitando a vivir este tiempo de prueba desde la fe y en solidaridad con toda la humanidad.

11 marzo 2020

Queridas hermanas,

Desde el corazón siento la necesidad de encontrarme con todas, a través de este mensaje, en cada parte del mundo. En comunión con la Iglesia universal, hemos entrado en el tiempo de la Cuaresma: tiempo fuerte de oración, de ayuno, de conversión, de amor hacia el prójimo expresado en la vida cotidiana. Jesús nos invita a seguirlo en el camino de la Pasión para llegar con él a la Resurrección.

La pasión de Jesús la viven hoy tantas personas que sufren, en muchos pueblos que, por causa de la violencia, de la guerra, de la pobreza cada vez más extendida, de la falta de respeto de la dignidad humana, son el rostro de Jesús sufriente. Las redes sociales, con frecuencia, no comunican todas las situaciones difíciles, pero como Hijas de María Auxiliadora somos testigos de que existen y las vivimos con nuestros pueblos; por esto nos sentimos solidarias y llevamos en nuestra oración a hermanos y hermanas, particularmente a aquellos que no tienen voz, a los más pobres, los olvidados, los excluidos.

En esta hora histórica tan compleja, estamos viviendo una emergencia inédita internacional provocada por la difusión del coronavirus. Seguir leyendo “COVID-19: recemos a la Virgen de “los tiempos difíciles””

#BuenaSemana N°55

¿Sabés alguna cosa que dijo San José?

No aparece ninguna palabra en los evangelios sobre el padre adoptivo de Jesús. Solo sus obras. El 19 es su fiesta.

Es el hombre del silencio. Y es el hombre de la confianza en que nada le faltaría.

Hoy todos nosotros vivimos en el ruido y generalmente queremos hablar y hablar. Pocas personas saben hacer silencio y escuchar. Podemos pedirle a San José dos cosas: la primera que nos ayude a hablar menos y a escuchar más. Y la segunda a que confiemos en Dios más que tener el control de todo.

Él se hizo cargo de María, de Jesús, confió plenamente de Dios, sin hacer demasiados cálculos de cómo iba a sostener a la familia.A él generalmente se le pide por la economía de la casa. Pídanle por la de ustedes.

Los invito a mirar en los evangelios los primeros capítulos donde aparecen sus obras, no sus palabras.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández

 

#BuenaSemana N°54

Un hombre, viendo sufrir a otro a quien la fortuna había vuelto la espalda, indignado, se encara con Dios diciendo:

—No hay derecho, no es justo que permitas que este pobre hombre sufra tanto. Deberías hacer algo por él.

—Ya hice algo, le ­contestó Dios.

—¿Si? ¿Y qué has hecho?

—Te puse a ti a su lado.

Protestar es fácil, pero estéril, no resuelve nada. Arrimar el hombro y ayudar a paliar el dolor de quienes tenemos al lado, eso es misericordia. Y la misericordia NUNCA es estéril. Aunque, claro, cuesta mucho más que protestar. Tratemos en estos días de crecer en misericordia con alguien por quien concretamente podemos hacer algo.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

#BuenaSemana N°53

Cuando Albert Einstein era pequeño, resultaba difícil suponer que lograría tener éxito en su vida. Hasta los 3 años de edad no sabía hablar, padecía de autismo y dislexia.
En muchas ocasiones faltaba a clases, por lo cual jamás recibió su certificado de graduado. Para demostrarles a sus padres que no era tonto, Einstein se preparó por su cuenta y en un segundo intento logró ingresar al Instituto Politécnico de Zurich.

Albert solía decir: “Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

Los invito en estos días de cuaresma a no juzgar mal a aquellas personas con las cuales convivimos y si a resaltar y ayudar a desarrollar aquello que sí puede hacer muy bien. Da y nos da alegría y paz y levanta la autoestima.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

#BuenaSemana N°52

Dentro de pocos días comenzaremos la cuaresma con el miércoles de cenizas. Iniciamos los 40 días en los que la Iglesia nos llama a la conversión y a prepararnos verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.
En la Iglesia primitiva las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.
La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo.

¿Cómo vivir este tiempo? Los invito en este tiempo a leer, releer, meditar el texto evangélico de Mt todo el capítulo
6. Acompañados por Jesús a vivir este tiempo y celebrar con Él la Pascua.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

https://youtu.be/AcPX5lX_06I

#BuenaSemana N°51

Una de las virtudes que nos hacen más creíbles ante los demás es la coherencia. Es tal vez de las pocas por las cuales los demás ponen las manos en el fuego por una persona.

“Si quieres entender a una persona no escuches sus palabras, observa su comportamiento”, decía Albert Einstein.
“Sin duda yo sería cristiano, si los cristianos lo fueran las veinticuatro horas del día”, dijo una vez Gandhi.

Es realmente difícil que haya una línea recta entre lo que creemos, lo que queremos vivir, lo que pensamos, lo que hacemos. Y más difícil aun si consideramos que lo que dicen los demás de vos es la verdad de lo que somos. No somos ni tan incoherentes, ni tan santos: somos seres humanos que van en camino.
Al volver a nuestras actividades sería muy bueno seguir intentando cada día querer vivir de acuerdo a nuestras convicciones más profundas, remar contra la corriente, con paz y confiar en que en nuestra barca, en nuestra oficina, en nuestra clase, en nuestras casas Dios sigue guiando nuestras vidas.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora

 

#BuenaSemana N°50

Mucha gente enferma se acerca en estos días a alguna gruta de la Virgen de Lourdes a pedir por la salud propia o llevando a algún enfermo. Tal vez una de las cosas que deberíamos pedirle a la Virgen acerca de nuestra salud es
poseer alguno de los defectos de Jesús.

El cardenal Van Tuan decía que el primer defecto de Jesús era que no tenía buena memoria. En la cruz, durante su agonía, Jesús oyó la voz del ladrón a su derecha: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino» (Lc 23, 42). Si hubiera sido yo, le habría contestado: «No te olvidaré pero tendrás, al menos, con 20 años de purgatorio». Jesús dice: «Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso» (Lc 23, 43).
Algo análogo sucede con la pecadora que derramó perfume en sus pies: Jesús no le pregunta nada sobre su pasado escandaloso, sino que quedan perdonados sus muchos pecados, porque ha mostrado mucho amor» (Lc 7, 47).
Jesús no solo perdona y a todos, sino que incluso olvida que ha perdonado.

Pidamos a la Virgen que nos ayude en este retomar actividades, sobre todo a sanarnos de nuestros viejos rencores, provocados por una memoria que nos quitan la salud.

Que tengan buena semana.

Hna. María Elena Fernández
Inspectora