principal quienes somos casas equiposABA Red on line recursos proyectos santos salesianos espacio contacto
 
DATOS ACTUALIZADOS EN DICIEMBRE DE 2010
El Movimiento Juvenil Salesiano - MJS -

El Asociacionismo

“En la moderna pastoral asociativa, los grupos son no sólo el instrumento propio que posee el joven para expresarse con mayor libertad, inventiva y originalidad e introducirse protagónicamente en el medio eclesial y social, sino medio formativo poseedor de factores personalizantes hoy imprescindibles, y el ámbito más apto para realizar procesos de crecimiento social y de compromiso solidario”. (cfr. Perazza, “Sistema Preventivo y Oratorio”).
“La variable asociativa para la vida del joven adquiere mayor importancia por la situación histórico-social que estamos viviendo. En efecto los jóvenes tienen necesidad de encontrarse, de asegurarse en un tipo de relaciones recíprocas primarias, de crearse círculos protectivos. Luego viene la primera experiencia de capacitación, preliminar o contemporánea a la progresiva entrada en el medio laboral y social. Después, si es posible, reintegrase en la propia familia, previamente preparada para recibirlo y para emprender con él un inédito -y por tanto, necesariamente acompañado- proceso educativo”.  (cfr. Perazza, “Sistema Preventivo y Oratorio”).

¿Qué es el MJS?
“El MJS es una propuesta educativa de los jóvenes para los jóvenes, madurada en el ámbito de la Familia Salesiana. Forman parte del Movimiento los jóvenes, las jóvenes, los adultos: consagradas, consagrados, seglares que se identifican con el carisma salesiano. Los elementos de identidad que caracterizan el MJS son el compartir la Espiritualidad Juvenil Salesiana (EJS), el Sistema Preventivo, la conexión entre los grupos que comparten valores, ideas-fuerza y promueven iniciativas como ocasiones significativas de diálogo, de confrontación, de formación cristiana y de expresión juvenil. El Movimiento es juvenil por su estilo, la forma de animación y de compromiso. (…) Es educativo porque las jóvenes, los jóvenes y los adultos se educan y se forman juntos bebiendo en las fuentes de la espiritualidad, se identifican con valores fundamentales del carisma salesiano que se traducirán en opciones concretas de vida. Es un Movimiento mundial, signo de la comunión de pueblos y culturas. Supone una gran oportunidad para trabajar en red a favor de la dignidad de la persona, de la promoción de las jóvenes y los jóvenes, de la solidaridad con los pobres y de la nueva evangelización.
Se puede considerar el MJS como una estructura de círculos concéntricos con diferentes niveles de pertenencia. Por esto ningún grupo juvenil que frecuente las obras salesianas debe considerarse ajeno al MJS.”
Cfr LOME, n° 124 a 125

MJS en Argentina
A nivel nacional, el MJS es un movimiento reconocido oficialmente por la Conferencia Episcopal Argentina y participa activamente en la Pastoral de Juventud a través de un miembro del Secretariado Argentino Salesiano (SAS, compuesto por el delegado y la coordinadora de Pastoral de las cinco inspectorías argentinas HMA y SDB) y dos jóvenes.

Tiene, además, una Carta de Identidad elaborada con la participación de jóvenes de todas las inspectorías y aprobada por los inspectores e inspectoras en 2003:

“Los grupos y asociaciones juveniles que, manteniendo su autonomía organizativa, se reconocen en la espiritualidad y en la pedagogía salesiana, forman de modo implícito o explícito el Movimiento Juvenil Salesiano (MJS).  Es un movimiento de carácter educativo ofrecido a todos los jóvenes para hacerlos sujetos y protagonistas de su crecimiento humano y cristiano, con talante misionero, abierto a los alejados, con voluntad de influír en la zona y de insertarse responsablemente en la Iglesia local.”
El MJS es la encarnación, en los tiempos nuevos, de la dimensión asociativa característica de la experiencia pastoral de Don Bosco (la Sociedad de la alegría y las Compañías) y de la Madre Mazzarello (las Hijas de María Inmaculada y el Taller de Mornese). Asume plenamente las líneas de renovación eclesial propias del Concilio Vaticano II, actualizadas para Latinoamérica por Medellín, Puebla y Santo Domingo y para Argentina por nuestros Obispos.
Se inserta de lleno en el Proyecto Educativo Pastoral Salesiano.
El MJS, inspirado en los pilares del Sistema Preventivo – fe, razón, amorevolezza –, es para todos casa que los recibe, parroquia que los evangeliza, escuela que los encamina a la vida y patio donde pueden encontrarse con amigos y vivir en alegría.

 

El ambiente creado por el MJS está abierto a todos los jóvenes, haciendo una opción preferencial por los más pobres. Los acepta en sus varios niveles de maduración humana y cristiana, y se abre a la pluralidad de sus intereses y expectativas. Al MJS lo componen los jóvenes identificados con la Espiritualidad Juvenil Salesiana (EJS) que pertenecen a algún grupo de la Obra Salesiana. También pueden pertenecer al mismo los grupos que, viviendo esta espiritualidad, son animados por algún miembro de la Familia, aún fuera de la Obra Salesiana. De esta manera el MJS integra distintos modos de agrupación y organización (grupos, asociaciones, comunidades, movimientos). Esta pertenencia se hace realmente efectiva cuando cada grupo vive con los restantes la experiencia de comunión a la que está invitado como MJS.
En las casas Salesianas, los grupos, las asociaciones, las comunidades y los movimientos encuentran en el MJS una experiencia de comunión y participación que se expresa en la vida de la propia comunidad educativo-pastoral.”

Carta de Identidad del MJS de Argentina.

En nuestra inspectoría

A partir de 1992 y con la presencia de una hermana responsable del  Asociacionismo perteneciente al Equipo Inspectorial, comenzó a organizarse el MJS motivado por las palabras del Rector Mayor de formar un movimiento de referencia de la Espiritualidad Juvenil Salesiana (EJS) para todos los grupos juveniles de las obras salesianas.

En un intento por animar conjuntamente la pastoral de las dos inspectorías de Buenos Aires de los Salesianos (SDB) y las Hijas de María Auxiliadora (HMA), se realizó un encuentro de los dos equipos inspectoriales a finales de 1992.

Desde ese momento hasta hoy se está llevando a cabo la animación conjunta del MJS a través de los coordinadores del asociacionismo y de los jóvenes mayores de las inspectorías.
Por la distribución geográfica de las Casas, la organización del MJS de Buenos Aires y de la Patagonia tiene características propias.

  • En Buenos Aires


1- Está animado por un equipo  integrado por jóvenes representantes de:

  • Oratorios
    Exploradores Argentinos de Don Bosco (EADB)
  • Exploradoras/es Argentinas/os de María Auxiliadora (EAMA)
  • Proyecto Vida (PV)
  • Grupos misioneros
  • Grupos juveniles

El equipo es acompañado por dos asesores SDB y HMA.  Se reúne periódicamente, organiza y anima actividades junto a otros jóvenes que desean participar y acompaña la animación del MJS zonal.

2-Actividades:

2.a-Celebrativas:

Pascua Joven: se viene realizando desde ya hace tiempo, el Jueves Santo. Es una propuesta de oración para jóvenes mayores animada a nivel inspectorial.
Pascua de Menores: la misma propuesta para menores de 18 años, animada por los equipos zonales.


2.b-Formativas:


Escuela de Animadores:  Es un espacio de encuentro personal y comunitario en donde nos formamos a partir de la experiencia / vivencia de nuestro carisma. Fieles a él, el punto de partida es la realidad de los jóvenes que, mirada y cuestionada desde la lógica del Reino, nos invita a reflexionar y a actuar sobre ella, entendiendo la animación como opción  y discerniendo nuestro proyecto de vida.

La Escuela de Animadores busca contribuir en la formación integral de un animador del MJS que:

  • Sea protagonista de su vida, de la comunidad y de la historia, agente de cambio.
  • Pueda ver y actuar a partir de la realidad concreta de su entorno, con una mirada sensible y crítica de la realidad, capaz de fundamentar su acción pastoral en Jesús y en la EJS, resignificar la animación y proyectar desde ahí su acción pastoral.
  • Pueda vivir el carisma y la EJS como opción vital,  discerniendo desde allí su proyecto de vida. Tenga conciencia de la animación como opción.
  • Haga experiencia de ser acompañado y asuma una opción el acompañamiento.
  • Viva en profundidad su relación con Dios (en la oración, la interioridad, el encuentro con Jesús en su Palabra, su vida de Iglesia) y en la relación con uno mismo, haciéndose cargo de su propia vida.
  • Pueda transmitir y multiplicar la experiencia.
  • Pueda optar por vivir y discernir en comunidad.
  • Haga experiencia del MJS, compartiendo la riqueza de la diversidad de propuestas y zonas.

Participan en ella animadores entre 17 y 20 años de edad:

  • Que pueda transmitir la experiencia en su comunidad, y proyectarse en su actividad, en el MJS.
  • Que tenga al menos un año de experiencia de animación.
  • Que haya participado de alguna instancia de formación inspectorial de su sector  (Oratorios, PV, EAMA, EADB) o de su grupo.

El ciclo actual comprende dos etapas: enero de 2011 y enero 2012.  El equipo que lleva la Escuela adelante está formado por animadores representativos de las diferentes zonas y grupos.

Cursos, encuentros y jornadas organizados por los grupos a lo largo del año, que fortalecen la identidad de los mismos. Algunas instancias formativas son compartidas entre varios grupos.

 

2.c-De Servicio:

Animación del Puesto Sanitario 46 “Dr Díaz Pais” en la Peregrinación Juvenil a Luján, con la participación de más de 300 voluntarios jóvenes y asesores de todos los grupos salesianos del MJS. El puesto del MJS es el servicio que como salesianos prestamos a TODOS los peregrinos que caminan hacia la Casa de la Virgen.
Todas las comunidades participan y colaboran  de dos formas concretas:

I- Con jóvenes mayores de 16 años o adultos que se ofrecen como voluntarios para la atención a lo largo de todo el sábado y domingo.
II- Organizando con los alumnos/as y las familias una campaña para colaborar con alguno de los elementos que se necesitan para poner en funcionamiento durante más de 24 hs continuadas este puesto sanitario.

  • En la Patagonia


1- El MJS está animado por un equipo integrado por jóvenes mayores de cada una de las Casas HMA y SDB, coordinado por el salesiano y hermana responsables residentes en el sur y que mantienen comunicación con los responsables de la Pastoral Juvenil inspectorial. En el caso de las HMA, la hermana participa al menos dos veces en el año en las reuniones del equipo inspectorial. Está organizado en tres zonas que funcionan con autonomía y en relación con el equipo. Cada una cuenta con un joven referente.

2-Actividades:
Retiro para jóvenes mayores, propuesto especialmente para los animadores y asesores.
Escuela de animadores: cinco días en El Calafate, en febrero, para animadores del MJS mayores de 15 años, en un ciclo de un año, con dos encuentros en El Calafate y un tercer encuentro en la propia zona de pertenencia. La escuela está animada por el equipo del MJS, que se reúne periódicamente pese a las grandes distancias.
• Acampada: Se realiza para los animadores menores, rotativamente en Puerto Santa Cruz, Puerto San Julián y Puerto Deseado.

MJS en el Cono Sur

Las once inspectorías HMA y SDB del Cono Sur conforman el Secretariado Pastoral del Sur (SEPSUR) que, además de llevar adelante alguna temática de reflexión pastoral a través de reuniones, cursos y talleres, ha podido realizar hasta el momento, cinco encuentros del MJS profundizando diferentes aspectos de la EJS, y que mediante la experiencia del encuentro la han fortalecido entre los jóvenes de la región.

 


Copyright (C) 2010 | Todos los Derechos reservados | INSTITUTO DE LAS HIJAS DE MARIA AUXILIADORA - INSPECTORIA SAN FRANCISCO DE SALES - BUENOS AIRES, ARGENTINA